lunes, 22 de abril de 2013

Buenos días




"It always seems impossible until it's done"
Nelson Mandela

Aplaudiendo hasta que las hormigas invisibles corran por mis manos, mientras sonrío inundado por la luz del escenario. Miro a los triunfadores, que reciben un trofeo pequeño, en una sala cuadrada, en una esquina del mundo. 

Yo no me dedico a eso, he ido como espectador, y desconozco a casi todo el mundo. Pero todos tenemos muchas, muchas cosas en común. En el fondo, somos todos parecidos. Los que están arriba, los que están sentados, los que nombran, los que sonríen y los que contestan mensajes con disimulo, aplaudiendo a ratos. Algunos con las patillas más largas, otras con tacones, muchos con pensamientos inconexos y muchos con mentes prácticas. Pero yo sé lo que es premiar un esfuerzo, igual que sé lo que es cantar en un concierto o que te den palmadas en la espalda. 

Tengo ganas de fumar, pero queda mucha gente por recibir premios en la hora y media que llevamos. Y me enganchan más sus caras que mi mono, más sus ojos brillantes y sus discursos torpes por la emoción. 

Enhorabuena, desconocidos. Yo también me levanto cada día persiguiendo algo invisible, que va cogiendo forma con las gotas de mi sudor. Yo también tengo fe en algo que parece no existir, apuesto por las locuras y me invento los mejores aparatos para ver desde un pozo en el que caigo. Yo también siento la emoción del premio cuando al final del día, me paro, y me doy cuenta de que para ser locura, ha sido bastante real. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Qué me comentas, verdura: