jueves, 7 de marzo de 2013

Cremallera


Ojalá la física fuera cambiante. 


Así un día podríamos salir corriendo sin cansarnos,elevarnos en el cielo y abrir nuestra cremallera, de arriba a abajo. Tener una segunda piel más limpia, más nueva, deshacernos de lo que en ese momento nos pesa. Pero la física ama la vida y la vida es dura. Por eso es tan bonita, complicada de narices, como un cubo de rubick a ciegas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Qué me comentas, verdura: