lunes, 26 de marzo de 2012

One for all and All for one



Me está diciendo todo con la mirada, con los silencios.De vez en cuando alguien entra, hablando en lo que a nosotras nos parece a gritos, y saludan con una sonrisa a la chica del pelo anaranjado.

Hablas, sabiendo que no puedo decirte nada, por eso lo cuentas todo. Pareces espantar fantasmas, decirte "ya pasó" y cuando sales de ese mundo de tormenta, vuelves tus ojos a la tierra y me extiendes el cigarro.

Las dos sabemos que esa tormenta son sólo nubes oscuras. Nubes que escuecen y nos hacen pequeñas. Pero hemos de cantar cada vez mejor, para que deje de llover. Como los africaners, ¿recuerdas?

Somos como esos dos amigos que se alejaban hacia el sol, el inglés y el africano. Ya nos pueden pegar de tortas, que no harán que cambiemos de idea. Oh, no, no señor.

Siempre contigo. Porque te recordaré la "fuerza de una" que llevas dentro las veces que haga falta.

1 comentario:

Qué me comentas, verdura: