sábado, 3 de marzo de 2012

Liquid humour




En el sentimiento embriagado en el que ya todo se ha escuchado y solo queda dejar la mirada muerta en algún punto, se escucha una melodía de los años 70 que, en la soledad del inmenso salón resulta tétrica. "lala, lala, lalalala, dance me to your beauty with a burning violin".

Pero los humores son como olas en un vaso de agua. como revoluciones. Inesperadas. Esas ganas de saltar, de repente desaparecen. Tan pronto como han venido. Y las ganas de llorar, a veces tan poco deseadas...

Nuestra cabeza es el control. O el peor enemigo.

Primer consejo: dormir ocho horas. Lo sé... Yo tampoco.

1 comentario:

  1. Consejo: dormir ocho horas. Ok. Pero no sólo un día a la semana... ¡Todos los días! Es verdad, sigues escribiendo.

    ResponderEliminar

Qué me comentas, verdura: