martes, 31 de mayo de 2011

A golpe de teclado





Al final nada importa. Cuando importan las cosas pequeñas el camino se difusa. A veces nos inventamos problemas, hacemos humo de cosas que no tienen fuego en ninguna de sus esquinas, y hacemos que lo más cálido nos enfríe por el hecho de no compartirlo.

Yo pienso correr lo más rápido que pueda, no porque la meta llegue antes, sino porque llego a ella dando el máximo de mi. Y como hay tantas metas como personas, sólo nosotros sabemos si hemos sido los primeros.




Si pasa, ¿Qué importa? Y si importa, ¿Qué pasa? S.J

8 comentarios:

  1. Lo que importa no es lo que te pasa, sino lo que tú haces con ello. Las cosas pequeñas son importantes porque son lo realmente decisivo. Un detalle pequeño puede servir para amargarse, pero también para enamorar.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Sergio, tienes mucha razón en lo que dices. Mi entrada sin embargo, se centra en un minúsculo detalle de ese tema "importancia de las cosas pequeñas" que has tocado-por eso cito a quien cito al final de mi entrada- y ese detallito es la importancia de más que se le da a muchas de ellas. =)

    ResponderEliminar
  4. Sergio, no estoy nada de acuerdo con lo que dices. Lo que importa no es lo que tú haces con lo que te pasa, porque tú no puedes hacer nada con lo que te pasa. Te pasa y punto, ha pasado, no hay vuelta atrás.

    Creo que más bien -y espero que sea a esto a lo que te refieres- antes que lo que te pasa o lo que haces con ello, es mucho más importante qué pensamos acerca de lo que realizamos o de lo que nos ocurre.

    Y Merylach, "Y como hay tantas metas como personas"... me parece muy pretenciosa esta frase, no creo que hayas reflexionado lo suficiente del peligro de esta frase, además de que suena a cita célebre barata.

    Solo diré respecto a esta entrada, con palabras de un gran literato, que "no tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino".

    Amén

    ResponderEliminar
  5. Ojo, gracias por comentar

    Es cierto que no pensé mucho la expresión "Hay tantas metas como personas" es un "cutre" adjetivo para decir que las comparaciones con el resto no han de ser nuestra unica guia para saber si vamos bien, o peor aún, para ir por donde otros van cuando nuestro camino es auténtico si las pisadas son nuestras de talón a punta.

    Tu reflexiópn sobre lo que nos pasa me parece reducir el significado de lo que nos pasa, a simplemente lo que nos pasa, yo el punto lo pongo un poco más lejos. Es coger eso que "nos pasa" y mirarlo de otra manera. Son oportunidades para hacernos como queramos. Fuertes, débiles, alegres, cenizos, solidarios,envidiosos..

    Entender las cosas que nos pasan (la vida) como algo que pasa y punto, no tiene sentido, y dejo una rendija a la expresion para la sencillez y las preguntas que no tienen respuesta. Para pasar los "malos tragos", ya me entiendes, pasa y punto, aceptalo, pasalo. Pero eso mismo, es tomar una actitud frente a ello. Seguro que lo habías pensado...

    ResponderEliminar
  6. Creo que no me he explicado bien. Yo no quiero reducir el significado de lo que nos pasa simplemente a lo que nos pasa. Cuando he dicho que nos pasa y punto me refiero a que las cosas pasan, y quieras mirarlo como quieras mirarlo, el hecho ya ha pasado, es acto, no hay vuelta atrás.

    Por supuesto que estoy de acuerdo contigo: el ser humano busca el sentido de lo que le acontece, así como que lo que él mismo hace tenga un sentido (incluso en el caso de que el sentido del acto que realiza sea el sinsentido). Por eso digo en mi anterior comentario que lo más importante es reflexionar sobre lo que hacemos y lo que nos ocurre y vemos a nuestro alrededor. Es ese "mirarlo de otra manera", pero sabiendo que los hechos son los hechos.

    Merylach, creo que vamos en la misma línea.
    Gracias por tu respuesta

    ResponderEliminar

Qué me comentas, verdura: