miércoles, 23 de diciembre de 2009

like a shoe


Podemos caminar más rápido, lento,
hacia alante o para atrás,
o simplemente caminar huyendo,
caminar sin rumbo,
caminar por caminar,
porque lo hagan otros,
o por ser los unicos que nos movemos,
caminar en una direccion señalada,
o en aquella que nadie sigue,
porque no se lleva, por miedo, o por indiferencia.

Podemos hacerlo bailando,
corriendo, arrastrando los pies,
gastando la suela,
o haciendo que pequeños chicles se nos peguen a ella...


Pero al final, caminamos,
somos una multitud de zapatos,
de diferentes colores,
muchos nos teñimos o disfrazamos de otros,
por seguridad, diversión o incoscientemente,
pero el zapatero ha diseñado cada zapato,
y no somos zapatos de fábrica,
aunque otros zapatos que ya lo son nos hablen como tal,
somos unicos en nuestra plantilla.

¿Por qué no caminar a nuestra manera?
Hay que enfrentarse a las hermanastras de cenicienta,
que intentan entrar en nuestro zapato, moldearlo.

Seamos al zapato que camine, siempre siempre, hacia la meta de toda suela,
la felicidad,

6 comentarios:

  1. "caminante no hay camino, se hace camino al andar" Antonio Machado.
    A mi me gusta caminar rápido y sin zapatos y sentir el aterido suelo bajo mis pies =)

    ResponderEliminar
  2. claro...un zapato sin envoltorio, que gusta de sensaciones y sentimientos a flor de piel...que se muestra como es, en bruto..me gusta, yo sin embargo, prefiero caminar con zapatos viejos, gastados, amigos de mi mismo.

    ResponderEliminar
  3. a mi me encanta andar descalza por el cesped y cuando ya estas calada hasta los huesos no hay nada que me apetezca mas que pisar un buen charco con los pies al aire!siento entrometerme en vuestro blog, parece que me estoy metiendo en algo muy intimo entre las dos...bxs

    ResponderEliminar
  4. Alucinante!! Mery lo mejor de todo es la foto, con tu mochila detras.¡Es imposible no reconocerla!. Todavía espero la publicación de tu libro

    ResponderEliminar
  5. Jo el libro lo dejé hace tiempo y me está costando la vida retomarlo!! =( pero te aviso en cuanto mi mano despierte!!!

    ResponderEliminar
  6. Lástima que muchos zapatos vayan en dirección contraria sin saberlo...

    ResponderEliminar

Qué me comentas, verdura: